fbpx

Pasos a considerar si quieres comprar una vivienda en España

Paso 1: Define tu búsqueda y encuentra tu propiedad ideal

El primer paso es buscar una propiedad que se ajuste a tus necesidades, preferencias y presupuesto. Para ello, puedes utilizar diversas fuentes como portales inmobiliarios, agentes especializados, anuncios clasificados o el boca a boca. Es crucial tener una idea clara de qué tipo de propiedad deseas (casa, piso, chalet, etc.), la ubicación que prefieres (costa, interior, ciudad, pueblo, etc.), las características que buscas (superfície, habitaciones, baños, estado de conservación, etc.) y los servicios deseados (piscina, jardín, garaje, etc.).

Una vez que hayas identificado algunas propiedades que te interesen, es aconsejable contactar con un agente inmobiliario. Este profesional te ayudará a gestionar el proceso, proporcionándote información adicional y coordinando visitas. Se recomienda considerar varias opciones antes de tomar una decisión final para poder comparar y seleccionar la mejor alternativa.

Paso 2: Reserva tu propiedad

Una vez que hayas identificado la propiedad de tu elección, el siguiente paso es asegurarte de que nadie más la adquiera antes que tú. Para hacerlo, debes firmar un contrato de reserva o de arras con el vendedor o la agencia. En este contrato, se establecen las condiciones de la compraventa y se entrega una cantidad de dinero como señal, generalmente entre el 5% y el 10% del precio total de la propiedad.

Es esencial comprender que este contrato de reserva o de arras tiene validez legal y compromete a ambas partes a cumplir con lo acordado. Si el vendedor no cumple con el contrato, está obligado a devolver al comprador el doble de la señal. En caso de que sea el comprador quien incumple el contrato, perderá la señal entregada. Este paso garantiza que la propiedad se mantenga disponible para ti mientras se completan los trámites necesarios.

Paso 3: Obtén financiamiento hipotecario si es necesario

Si tu compra requiere financiamiento, el siguiente paso es solicitar una hipoteca a un banco o entidad financiera. Esto implica proporcionar documentos que respalden tu solvencia económica y capacidad de pago, como nóminas, declaraciones de impuestos y extractos bancarios. Además, ten en cuenta los costos asociados a la hipoteca, como la tasación de la propiedad, los registros hipotecarios y los impuestos que correspondan, IVA, ITP (Impuesto de transmisiones patrimoniales o AJD  (Actos jurídicos documentados)

El banco revisará tu solicitud y te presentará una oferta vinculante con las condiciones del préstamo hipotecario, incluyendo el monto, plazo, tipo de interés y comisiones. Es recomendable comparar varias ofertas antes de tomar una decisión, para seleccionar la que mejor se adapte a tus necesidades financieras.

Paso 4: Formaliza la compra ante notario

El último paso en la adquisición de una propiedad en España es la firma de la escritura pública ante un notario. Para ello, debes asistir junto al vendedor o su representante legal, y llevar contigo los documentos necesarios para formalizar la compraventa, como el contrato de reserva o de arras, el certificado energético de la propiedad, la cédula de habitabilidad o la licencia de primera ocupación en caso de obra nueva, así como el certificado de estar al corriente del pago del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), entre otros.

El notario verificará la identidad y capacidad legal de ambas partes, además de asegurarse de que se cumplen todos los requisitos legales para la compraventa. A continuación, procederá a leer en voz alta la escritura, aclarando cualquier duda que pueda surgir. Una vez que ambas partes y el notario han firmado la escritura, se proporciona al comprador una copia simple de la misma, y se entregan las llaves de la propiedad.

Paso 5: Impuestos y Registro de la Propiedad

Después de firmar la escritura, el comprador debe cumplir con sus obligaciones fiscales y registrar la propiedad a su nombre en el Registro de la Propiedad. Los impuestos a pagar varían según el tipo de propiedad y su ubicación:

  • Si es una vivienda nueva, deberás abonar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que equivale al 10% del precio de la propiedad, y el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD), cuya tarifa oscila dependiendo de la comunidad autónoma, pero suele situarse entre el 0,5% y el 1,5% del precio de la propiedad.
  • Si se trata de una vivienda de segunda mano o entre particulares, deberás pagar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), que también varía según la comunidad autónoma, pero generalmente se sitúa entre el 6% y el 10% del precio de la propiedad.
  • Para registrar la propiedad a tu nombre, debes presentar la escritura pública y el comprobante de pago de los impuestos en el Registro de la Propiedad. Los costos de registro dependerán del valor de la propiedad y la extensión de la escritura.

Conclusión

Aquí te dejamos 4 consejos básicos a considerar para Comprar una Propiedad en España

La compra de una propiedad en España es una decisión de gran envergadura que requiere una planificación meticulosa y el apoyo adecuado. Aquí te ofrecemos un resumen de algunos consejos claves para que tu experiencia sea exitosa:

  • Definir el presupuesto y las prioridades: Antes de comenzar la búsqueda, es fundamental tener claro cuánto puedes gastar y qué tipo de propiedad te interesa. Esto te ayudará a enfocar tu búsqueda y a ahorrar tiempo y esfuerzo.
  • Buscar asesoramiento profesional: Contar con un agente inmobiliario es muy recomendable. Te guiará a lo largo de todo el proceso, te presentará propiedades que se ajusten a tus necesidades, negociará con el vendedor y te asistirá con los trámites legales, asegurando una experiencia libre de complicaciones.
  • Evaluar el estado de la propiedad: Antes de tomar una decisión, verifica tanto el estado físico como el legal de la propiedad. Puedes solicitar un informe técnico o una inspección profesional para identificar posibles problemas estructurales. Además, asegúrate de que la propiedad esté libre de cargas y deudas, tenga todos los permisos y licencias requeridos y cumpla con las normativas urbanísticas locales.
  • Evitar precipitaciones: Comprar una propiedad es una inversión a largo plazo que puede influir en tu calidad de vida. Tómate el tiempo necesario para buscar, comparar y seleccionar la mejor opción. No te sientas presionado por vendedores o agencias. La paciencia es clave para tomar la decisión correcta.
Comparte este artículo y convierte a tus amigos en expertos inmobiliarios.
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio